¿Sirve el resentimiento para la construcció de una cultura de paz?

En el marco de las actividades organizadas por la Casa España de Río Gallegos (Argentina) por la semana de la Hispanidad, el miércoles 8 de octubre se difundió el video documental titulado La huella humana. El recuerdo de los supervivientes del bombardeo de Gernika. La actividad estuvo organizada también por la Cátedra Abierta por la Paz que se desarrolla en la Unidad Académica Río Gallegos de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral y el Viceconsulado de España en esta ciudad. El video documental hace referencia al bombardeo que sufrió la población de Gernika (País Vasco- España) el 26 de abril de 1937 durante la Guerra Civil Española por tropas de aviación Cóndor alemana en colaboración con el ejército nacional dirigido por el general Francisco Franco. Con esta actividad la Cátedra Abierta por la Paz de la UNPA quiere sumarse a la realización de actividades que promuevan una cultura de paz en nuestra comunidad. Los resentimientos a los que podría hacer referencia el hecho histórico no deben entorpecer la gestación de actitudes de paz que promuevan el fortalecimiento de acciones solidarias en nuestra sociedad. Durante la proyección se produjo un imprevisto, un corte generalizado de luz en toda la ciudad. En ese momento los participantes contaron sus sensaciones, destacando mayoritariamente los resentimientos que los agobiaban o que al menos de manera visceral podían manifestar, especialmente con los hermanos chilenos, y con el tema de los desaparecidos durante la última dictadura militar. El tema de los resentimientos y la necesidad de perdón están aún muy frescos aquí. Es más fácil analizar el tema del Bombardeo de Gernika que fue hace 70 años y en otro continente y no lo que nos pasa aquí, muchos hechos de los cuales aún siguen en plena investigación y juzgamiento a través de las instituciones de la democracia. Después de 40 minutos de intenso debate regresó la energía eléctrica y se pudo ver el final del video. Cuando pudimos terminar de ver el documental, las sensaciones cambiaron, y las disculpas de Alemania y los testimonios de los supervivientes hicieron que muchos reconocieran la necesidad de construir la paz sobre bases sólidas. “Nosotros no tenemos la culpa de esas cosas del pasado, sólo somos responsables del presente y futuro”, esta frase la dijeron varios de los asistentes, entre ellos un inmigrante español que participó en la guerra civil española. Como señala la Carta de la Paz, los presentes no somos responsables de lo que ocurrió en la historia por la sencilla razón de que no existíamos. Sin embargo el ejercicio de la memoria debe ser completo pero sin resentimientos, lo que sí permitirá construir una sociedad sobre “bases sólidas”. La cercanía de recientes hechos históricos hace difícil esa reflexión, aunque no imposible. Ideas como memoria sin resentimientos, perdón con sinceridad, reconciliación desde la humildad, y reparación con creatividad fueron algunas de las conclusiones de la presentación que produjo –entre los asistentes- una fuerte reflexión sobre nuestro pasado reciente y nuestras acciones frente a él.   Alfredo Fernández (Periodista) Argentina – Río Gallegos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>