17 años de la carta de la paz

El pasado 22 de abril se cumplieron 17 años de la primer presentación de la Carta de la Paz dirigida a la ONU. Vincenç Alumbreros fue uno de los que estuvo aquel día en Barcelona, en el Centro de Arte Santa Mónica de la Consellería de Cultura de la Generalitat de Cataluña. El primer contacto que tuve con la Carta de la Paz fue en 1991. Conocía a los redactores del primer borrador, Alfredo Rubio y José Luís Socías, y me animaron a formar parte del grupo que trabajaba en la redacción del texto y en el inicio de su difusión. El recuerdo que tengo del día de la presentación es el del esfuerzo realizado durante dos años de trabajo y que por primera vez se presentaba en público. También recuerdo la elegante sencillez del acto de presentación y el ver cómo las numerosas personas que durante la lectura asentían y acogían las evidencias reflejadas en la Carta de la Paz. Después de esa presentación empezó el trabajo de dar a conocer el texto de la Carta de la Paz a todo el mundo, a otras culturas, y a pedir la opinión de todos aquellos que quisieran aportar su visión de lo que representaba una cultura de paz. Se presentó en Ginebra y en Santiago de Chile. Kilómetros y kilómetros recorridos, contactos, entrevistas, llamadas telefónicas, correspondencias, horas de espera ante un despacho… ¡qué bien hubiera sido tener internet en el año 1993! Y también recuerdo las dificultades de traducción a otros idiomas, todo el trabajo y precisión realizados en catalán y en castellano se perdían al intentar explicar qué es la Carta de la Paz en francés, inglés, portugués, alemán, italiano, flamenco, rumano, polaco, coreano,…¡Qué gran trabajo el de los voluntarios traductores! Uno de los momentos más gratificantes trabajando en la difusión de la CP fue durante la estancia en Chile, preparando la primera presentación, cuando se confirmó que sus majestades los Reyes de España visitarían el Monasterio de “Sant Jeroni de la Murtra” con motivo del V Centenario del encuentro entre Cristobal Colón y los Reyes Católicos y que durante la visita podríamos entregar la Carta de la Paz a sus Majestades. La preparación de ese acto en concreto supuso 10 meses de gestiones al más alto nivel. Destaco de toda la Carta la introducción. Es el marco de presentación: “queremos la paz, es difícil conseguirla, se ofrecen unos principios para empezar, pero no se impone nada. A partir de aquí, todos podemos, desde nuestra condición, capacidad y posibilidades, generar paz. ¿Quieres?¿Te animas?” Son las palabras justas para poder empezar a trabajar por la paz. Cuando dábamos a conocer el texto de la CP veíamos como al leer la introducción el semblante del lector cambiaba y prestaba más atención a lo que continuaba. Carta de la Paz España – Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>