Apuesta por la paz

Hace ya bastantes años que conocí la Carta de la Paz y, es curioso, porque si pienso en todo su texto tengo que decir que me quedaron grabadas estas dos pequeñas frases: “Amigos, amigas,” y “sin resentimientos, desde la libertad, las evidencias y la amistad, puede construirse la paz”. ¡Qué gusto da poder llamar a alguien amigo! Dirigirse al otro desde el sentimiento de amistad es aceptarlo como un igual, es eliminar de una vez todas las barreras que, a veces sin querer, se interponen en las relaciones humanas.Dejar de percibir un sentimiento que nos ha causado dolor no es fácil pero es una invitación más a vivir esa libertad del ser humano que subyace en el texto la Carta de la Paz. Para mí, la Carta es una apuesta por la paz que nace de dentro, fruto de un trabajo personal y constante. Es atreverse a mirar y amar al desnudo, sin disfraces, aceptando lo que hay y lo somos, reconociendo los errores y haciendo todo lo posible por subsanarlos y no repetirlos. Marta Miquel España – Stgo. de Compostela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>