Cantar en paz

Desde hace cinco años participo en el Festival Intercultural que la ONG Promundo organiza en Castelldefels cada setiembre. Es un encuentro que promueve el intercambio cultural en un pueblo que refleja la creciente inmigración latinoamericana en Cataluña. También recoge fondos para proyectos educativos en Argentina y Uruguay. La mayor parte del intercambio se concreta en actuaciones musicales de catalanes y artistas latinoamericanos residentes en Cataluña. Son, pues, actuaciones variadas que lo llevan a uno de la pampa al altiplano y de allí al mediterraneo en cuestión de minutos.

Sin embargo, en el quinto curso de este festival, y habiendo visto algunos artistas año tras año, empiezo a rumiar algo. Los artistas tienen claro que están dando a conocer: su cultura; entonces tienen que hablar de su cultura y además con pasión, pues el público suele ser exigente. Creo que esto puede ser una trampa con el tiempo: el escenario se puede convertir en un escaparate donde cada uno pasa y se reafirma a sí mismo como representante de su país ante los oyentes, pudiendo olvidar el concepto clave, a mi entender, en este tipo de eventos: el intercambio.

Pienso que después de tanto tiempo y conociéndose muchos de los artistas, serían muy oportunas colaboraciones entre unos y otros, compartiendo escenario y música; también que los artistas se escucharan unos a otros, que todos fueran cantantes y público a la vez; y, lo que me parece más importante, que las canciones o espectáculos que se interpreten no sólo expliquen historias del país del artista, sino también de su experiencia en la tierra de acogida. Si no, sería más un Festival de Muestra de Culturas, que un festival intercultural.

Alfredo Rubio, autor de la Carta de la paz dirigida a la ONU, decía en un artículo sobre la fiesta: “… la Fiesta sí es lo opuesto a la guerra. La paz es una condición y hasta puede ser el germen. Pero la paz, para no ser apenas nada, tiene realmente que estallar socialmente en flor y en fruto: belleza y ágape: ¡Fiesta!”. Una sociedad sólo en paz puede llegar a ser aburrida. Una sociedad que no celebra nada se mustia. Pero, ¿qué celebra una sociedad que habla del problema de la inmigración?

Durante el festival, dentro y fuera del escenario, se acumulaban las justas denuncias a las trabas que se ponen a la inmigración a nivel político y social; se sentía en el ambiente la justa nostalgia de los que han dejado atrás su primera casa; se palpaba el orgullo de quien abandera su cultura madre; … Pero se sentían lejos las ganas de celebrar juntos que llevamos tiempo compartiendo la misma casa. Los que inmigran se sienten justamente molestos con todas las dificultades que comporta cambiar forzosamente de país. La sociedad de acogida tiene reparos varios hacia los que inmigran. ¿Estamos en paz?

Decimos que estamos en paz, pero pasa el tiempo y no llega ese “estallar social” hacia la fiesta. ¿No estará fallando la base de la fiesta? Me llamó la atención la falta de mezcla en este festival. Me llaman la atención las letras de las canciones en general. Pocos cantan construir la paz. En las canciones los músicos solemos denunciar, señalar, apuntar, destapar,… o somos románticos. Pero, ¿y la riqueza de poder convivir?; ¿lo que aprendemos unos de otros? ¿Lo interesante que resulta descubrir que la paz no es una utopía?

La música, la canción, es un potente lenguaje que históricamente ha relacionado, mezclado y enriquecido a grupos humanos. Aunque pienso que tiene que ser reflejo de la vida, creo que también puede ser un bien útil para consolidar la paz y llevarla donde estemos a salvo del aburrimiento. Manos a la obra, pues, que a pesar de los pesares, también hay muchas buenas cosas que decir y compartir.

 

Javier García Aranda (Grafista)
España – Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>