Carta de los derechos indígenas

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó la Declaración de los Pueblos Indígenas que amparará a los más de 370 millones de personas que integran estos grupos. El texto […] fue ratificado con 143 votos a favor. Se produjeron 11 abstenciones y cuatro votos en contra, los de Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y Australia.

El documento, que no es vinculante jurídicamente, consta de 46 artículos y establece los parámetros que permiten a las poblaciones indígenas conservar su cultura y su identidad.

Uno de los aspectos más polémicos del texto fue el referido a la protección jurídica que los Estados tienen que darle al lugar en el que viven los indígenas. De acuerdo al documento no se puede tomar ninguna decisión con respecto a las tierras “sin el consentimiento libre, previo e informado de los pueblos indígenas interesados, ni sin un acuerdo previo sobre una indemnización justa y equitativa”.

Tras el acuerdo, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó a los gobiernos a agilizar la inclusión de los derechos de los pueblos indígenas en la concepción de las políticas públicas para que la visión tras la propuesta se materialice lo más pronto posible.
[Extraído de BBC Mundo; 14-09-2007]

La Carta de la Paz, en su punto IX, nos recuerda que “es evidente que no se podrá construir la paz mientras en el seno de la sociedad e incluso entre las familias exista menosprecio a más de la  mitad de sus integrantes: mujeres, niños, ancianos y grupos marginados. Por el contrario, favorecerá llegar a la paz el reconocimiento de la dignidad y los derechos de todos ellos”.

En la actualidad existen millones de personas a las que se las mantiene totalmente excluidas de la sociedad por razones étnicas, de género, nacionalidad o condición económica. Sin embargo, en las últimas décadas se han dado pasos importantes en el reconocimiento de la dignidad de todos: la carta de derechos humanos de 1948 marcó un hito al reconocer los derechos y libertades de todas las personas y poco a poco esto se ha ido ampliando a otros grupos específicos con el fin de que la sociedad vaya avanzando en la inclusión efectiva de todos ellos.

Tal es el caso de la aprobación de la Declaración de los Pueblos Indígenas el pasado 13 de septiembre por parte de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que amparará a los más de 370 millones de personas que integran estos grupos. La aprobación de este texto no fue nada fácil. Se logró tras dos décadas de negociaciones y no todos los países votaron a su favor, lo que nos alerta de que aún hay mucho trabajo por hacer en este sentido. Sin embargo se convierte en un referente para la defensa de la identidad y la cultura de los pueblos indígenas y en una herramienta para que muchos de ellos puedan salir de la exclusión y de la marginalidad.

El texto reconoce la importancia de la educación bilingüe y la necesidad de tomar medidas que contribuyan al bienestar de mujeres, niños y ancianos. También reconoce que  los pueblos indígenas tienen derecho a las tierras, territorios y recursos que tradicionalmente han poseído, ocupado o de otra forma utilizado o adquirido, así como el  derecho  a la libre determinación, por lo que reconoce su facultad de “autonomía” y “autogobierno” en cuestiones relacionadas con sus asuntos internos y locales, entre otros.

Podemos identificar en esta declaración una victoria respecto al reconocimiento de la dignidad de todas y cada una de estas personas, aunque sin duda este debe llevarse a la práctica, reflejarse en la vida cotidiana de toda esta gente y redundar efectivamente en las políticas públicas de todos los países para que realmente podamos decir que se ha contribuido a la paz.

 

Amalia Valderrama Caraballo (Psicóloga)
R. Dominicana – Santo Domingo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>