Ciencia y paz

Estos días son posiblemente los más apropiados para hacer una reflexión sobre el tema que estamos tratando: Ciencia y Paz. La primera pregunta que nos podemos hacer sería: ¿Puede contribuir la ciencia a la paz?

Antes que nada quisiera aclarar que nos referimos a la ciencia como todo el conjunto de tecnologías, resultado de un avance científico. El uso de esa tecnología puede o no contribuir a la Paz. Si hablamos de avances tecnológicos también conviene tener en cuenta que gran parte de los avances tecnológicos se han originado con el afán de dotar a los ejércitos de su aparato de guerra. En este aspecto se han producido avances en telecomunicaciones, satélites, transporte, nuevos materiales, etc.

Si estamos hablando de ciencia y tecnología también tenemos que tener en cuenta un punto importante. A veces no es la ciencia la que puede contribuir a la paz sino el uso que hagamos de esa ciencia.

Albert Eintein descubrió la teoría de la Relatividad y en base a esos estudios se desarrolló toda la tecnología nuclear. Está claro que el propósito civil de esta tecnología es para producir grandes cantidades de energía y sin embargo existen países que han fabricado bombas nucleares, de destrucción masiva. El mundo en general, pero el propio Einstein quedaron estupefactos con el impacto de la bomba nuclear en Hiroshima y Nagasaki. Así pues está claro que el uso que demos a las tecnologías influirá de manera determinante sobre la Paz mundial.

El tema del petróleo es uno de los casos que nos toca más de cerca, ya que lo vivimos cada día. Gracias al petróleo las sociedades se han desarrollado tal como las conocemos hoy en día; sin embargo sabemos muy bien que la extracción del petróleo es causa de inestabilidades, corrupciones, abusos, incluso conflictos bélicos. En Nigeria, la extracción de petróleo ha sembrado un caos y una destrucción total. Si el petróleo es fuente de riqueza, en según que sitios del planeta ocurre totalmente lo contrario. Parece que en regiones o países donde ya de por sí existe inestabilidad política, la extracción de petróleo aumenta esa inestabilidad.

Es posible que la implantación de los automóviles eléctricos permita en las próximas dos décadas eliminar la dependencia del petróleo, o por lo menos reducirla, pero sepamos que las baterías de Litio de estos automóviles necesitan este mineral, el Litio. Y que las mayores reservas de Litio del mundo se encuentran en Venezuela. Por tanto el propio uso de esta tecnología basada en baterías de ión Litio provocará en estas cuencas mineras, y otras que aparezcan, inestabilidades políticas, corrupciones, abusos y es posible que también conflictos bélicos.

Como vemos, en el mundo los recursos están mal repartidos. Por lo menos eso parece. El uso de la energía que es lo que más conflictos provoca es relativamente reciente, apenas ciento cincuenta años entre los miles de años de historia de la humanidad. Encontrar una fuente de energía de carácter universal distribuida por igual en todo el planeta contribuiría enormemente a la paz mundial.

¿Qué le falta al Hombre para llegar a compartir los recursos de su territorio con sus comunidades vecinas de una manera pacífica? Existen leyes mercantiles, mercados, precios y transacciones. ¿Se puede comercializar los recursos propios sin corrupciones ni conflictos? La verdad es que los avances científicos y tecnológicos en cuanto a energías y sistemas de transporte no han evolucionado mucho en las últimas décadas. En este aspecto la humanidad se ha dormido un poco, hemos confiado en el petróleo y ahora a marchas forzadas intentamos cambiar de rumbo. ¿Lo conseguiremos?

Creo que la ciencia puede contribuir a la paz, siempre que se dé un uso correcto a la tecnología, siempre que no intentemos abusar de una ventaja competitiva en desmesura. Y sobretodo siempre que apliquemos ante todos los intereses un pensamiento limpio, honesto, y en clave de paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>