Concluye un nuevo curso sobre paz en Santo Domingo

SANTO DOMINGO. En los últimos días del mes de mayo finalizó el dictado de un nuevo curso sobre “Desarrollo de la Cultura de paz desde la Carta de la Paz”, dictado en la Pontificia Universidad Católica madre y Maestra de Santo Domingo, en República Dominicana. Este curso intentó promover y contribuir a una sensibilización de los universitarios sobre la necesidad e importancia de ser constructores de paz, desde una iniciativa concreta: la Carta de la Paz, dirigida a la ONU. Por lo general, los estudiantes tienen pocas experiencias en torno a vivencias de cultura de paz. Por tanto, se les hace difícil entender y abordar el tema de la materia y, más difícil todavía hacer una reflexión con aprendizaje a partir de contenidos de paz, o a través de experiencias culturales e iniciativas concretas que se encaminan hacia una paz positiva y constructora, muy distinta al concepto que conocen o tienen como tópicos de paz. A partir de la realidad de los estudiantes, se trató de ofrecer ejemplos, elementos y pautas que puedan ser útiles en una transformación personal e intransferible, orientando la libertad, la inteligencia y los sentimientos. Y también se logró una apertura de los alumnos para que se involucren libremente, desde lo que son como personas y profesionales, en la construcción de una sociedad con mayores cuotas de paz y armonía en los diversos ámbitos de convivencia. En esta oportunidad 25 alumnos de las carreras de Administración y Economía de la Universidad fueron los que participaron del curso. El espacio también pretende reflexionar, dialogar y comprender aportes significativos personales y sociales que requiere la paz en cada uno y en nuestra sociedad, puesto que la paz no se construye sola; exige el trabajo y la dedicación de parte de todos. Como  responsabilidad requiere tiempo, esfuerzo constante, un cambio de mentalidad y de forma de vida. Los temas o contenidos que valoraron los estudiantes como aportes de aprendizaje durante el curso fueron: •La actitud positiva ante la visión de la realidad. •La paz, más que ausencia de guerra y violencia. •Protagonista en el trabajo de alcanzar o construir paz •Vivir sin resentimientos puesto que somos hijos de una misma historia que, sin ser culpables de lo que paso antaño, por el simple hecho de que no existíamos, sufrimos hoy consecuencias. •Urgencia de eliminar resentimientos históricos, especialmente entre dominicanos y haitiano. •El valor de la existencia y de ser seres históricos. La existencia personal es como premio de lotería: la posibilidad de haber nacido, de existir, nos abre las puertas a la vida y su goce.   Anna Maria Ollé Borque (Periodista) R. Dominicana – Santo Domingo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>