Ecuador libre de analfabetismo

Mientras el país vibra con la ganancia de su selección y tiene posibilidades de clasificar para participar en el próximo Campeonato Mundial de Fútbol, cabe resaltar un hecho más trascendente para el desarrollo nacional y la posición del país frente a la Región y el mundo. El 8 de septiembre, la UNESCO declaró ante el mundo, al Ecuador como país libre de analfabetismo, dado que aproximadamente 96 de cada 100 personas ecuatorianas tienen capacidad de comunicarse a través del lenguaje escrito.

www.eltiempo.com
[Extraído de ; 8-9-2009]

El 8 de septiembre de este año, la UNESCO  declaró a Ecuador país libre de analfabetismo, dado que aproximadamente 96 de cada 100 personas ecuatorianas saben leer y escribir. Este gran avance en materia educativa, se ha producido en menos de siete años, gracias a que la ciudadanía y múltiples organizaciones sociales del Ecuador, a partir del año 2002, juntaron voluntades y decisiones para reclamar la universalización de 10 años de educación básica y el gobierno ecuatoriano escuchó y se puso en marcha. Esta buena noticia, una vez más nos confirma que si existe voluntad política se puede contribuir a mejorar las condiciones de vida de la población y disminuir los índices de pobreza y exclusión social.

Sin duda la construcción de una sociedad en paz implica un trabajo arduo, encaminado a erradicar la pobreza y favorecer el desarrollo integral de las personas y los pueblos. Este desarrollo debería facilitar  que todas las personas vivan con dignidad, es decir, que tengan la capacidad de decidir la clase de vida que quieren llevar, ya que tal como afirma Amartya Sen [1] “La pobreza de una vida, reside no sólo en la condición de pobreza material en la que vive la persona, sino en la falta de una oportunidad real dada tanto por limitaciones sociales como por circunstancias personales para elegir otras formas de vida”. La educación es pues uno de los requisitos indispensables para que las personas vivan dignamente, conozcan sus derechos, descubran sus potencialidades y amplíen su libertad.

La Carta de la Paz en su punto IX,  insiste en que no se podrá construir la paz global mientras en el seno de la sociedad se siga excluyendo a más de la mitad de la población y que por el contrario, el reconocimiento y respeto de la dignidad y derechos de todos ellos, favorecerá llegar a la paz. También en su posdata, insta a los gobernantes a trabajar por el bien de los presentes pues ya existen y tienen derecho a vivir su vida con dignidad, en este sentido no basta con las buenas intenciones y los planes enfocados a un futuro lejano, se necesita un trabajo cotidiano y un compromiso serio en la actualidad para lograr una sociedad inclusiva, en donde reine la equidad y el respeto.

Hoy Ecuador con su apuesta por la educación, ha dado un pequeño pero importante paso en la construcción de una sociedad más pacífica, ojalá que esto sirva de ejemplo para aquellos países cuyos gobernantes continúan apostando por la guerra, la militarización y defensa de las sociedades.

[1] Sen, A . La cultura como base del desarrollo contemporáneo.
Amalia Valderrama Caraballo (Psicóloga)
España – Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>