El Gobierno de Guatemala pide perdón

“Como jefe de Estado, como presidente constitucional de la República, como comandante en jefe del Ejército le quiero pedir perdón a la familia Árbenz Vilanova, por ese gran crimen cometido ese 27 de junio de 1954”. Álvaro Colom.

El pasado 20 de octubre de 2011, en la sede del Palacio Nacional de la Cultura de la Ciudad de Guatemala, se llevó a cabo un acto en el que el Presidente de la República pidió perdón a los familiares de Jacobo Árbenz Guzmán, cuando éste fuera derrocado en 1954, por  incumplir el Estado su obligación de proteger los derechos humanos de los miembros de esa familia.

Árbenz Guzmán fue miembro del grupo que protagonizó el derrocamiento en 1944 del dictador Jorge Ubico que había permanecido en el poder de 1931 a 1944. También participó de la Revolución de Octubre del 44, que derrocó a Federico Ponce Vaides, quien había llegado al poder en sucesión de Ubico. En diciembre de 1944 fue electo democráticamente como Presidente, Juan José Arévalo. En 1950 se realizaron elecciones saliendo designado Jacobo Árbenz Guzmán, quien en 1951 recibió de manera pacífica la Presidencia del país.

Durante su gobierno, Árbenz promovió una reforma agraria para aumentar la productividad de las tierras y el nivel de vida de los campesinos indígenas del área rural. Se proponía la expropiación de las tierras improductivas y su cesión en usufructo a campesinos necesitados. Estas medidas afectaban a los terratenientes de aquella época y a la United Fruit Company, empresa norteamericana afincada en el país, que producía y comercializaba frutas tropicales.

Se gestó un movimiento para derrocar a Árbenz con una invasión venida desde la frontera oriente del país, lo que provocó la renuncia del presidente el 27 de junio de 1954. Árbenz y su familia fueron expulsados de Guatemala, no sin antes padecer vejaciones y la expropiación de sus bienes inmuebles. La familia se asentó en México en donde Árbenz murió en 1971. Durante el gobierno de Ramiro de León Carpio, en 1995, los restos de Árbenz fueron repatriados a Guatemala e inhumados luego de haberle rendido honores de Jefe de Estado en el Palacio Nacional de la Cultura, lugar que ahora fue testigo de este pedido de perdón.

La familia de Árbenz presentó en 1999 una denuncia en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en la que detalló las vejaciones que padeció su familia, que debió vivir en el exilio y sufrió la pérdida de sus bienes inmuebles. 11 años después, el Estado guatemalteco llegó a un acuerdo con la familia Árbenz en dicha Corte al reconocer que incumplió su obligación de proteger los derechos humanos de los miembros de esa familia. El acuerdo, además de la disculpa, incluye entre otras acciones, reescribir la biografía de Árbenz y revisar los textos escolares para incluir sus aportes al desarrollo del país.

A pesar de que la disculpa es privada para la familia Árbenz, el Presidente Álvaro Colom durante el acto para pedir perdón, indicó que éste es un primer paso para llegar a la conciliación nacional en Guatemala y es un reconocimiento efectivo de los hechos sucedidos en el pasado.

Las diferencias en pensamiento político o de otro orden deben respetar la dignidad de toda persona humana. Cuando se violan los derechos fundamentales de los individuos se atenta contra la paz no sólo de los directamente afectados sino de su comunidad, de su nación, con secuelas que pueden desencadenar males mayores que duren muchos años. Este hecho nos recuerda el punto VIII de la Carta de la Paz que expresa: “los representantes actuales de las instituciones que han perdurado en la Historia, no son responsables de lo sucedido en el pasado, pues ellos no existían. Sin embargo, para favorecer la paz, esos representantes han de lamentar públicamente, cuando sea prudente, los males e injusticias que se cometieron por parte de esas instituciones a lo largo de la Historia. Así mismo, han de resarcir en lo posible, institucionalmente, los daños ocasionados.”

Interesante también resaltar la existencia de instituciones, como en este caso la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que puedan acoger estos sucesos para ser facilitadores de los acuerdos que promuevan gestos y acciones de perdón y reconciliación en la búsqueda de la paz.


Patricia Castillo Ávila

Guatemala

 

Más información en:

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/10/111019_guatemala_arbenz_perdon_2_cch.shtml

http://www.cidh.oas.org/Comunicados/Spanish/2011/46-11sp.htm

http://www.cidh.org/annualrep/2006sp/Guatemala569.99sp.htm

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>