El nieto de Truman rinde homenaje a las víctimas de Hiroshima

El presidente norteamericano Truman mandó lanzar la bomba atómica sobre la población japonesa. 67 años más tarde, su nieto, Clifton Truman Daniel, viajó hasta el Parque Memorial por la Paz de Hiroshima para ofrecer una plegaria a las víctimas de aquel episodio.

80.000 personas perecieron cuando el Little Boy fue detonado, una cifra que ascendió a 140.000 cuando acabó la guerra en 1945. Sin embargo, los efectos de la radiación siguen permanentes en la tierra nipona causando daños sobre la población local.

Truman Daniel, de 55 años de edad, viajó convidado por una ONG de Paz. Antes de llegar a Hiroshima, se reunió con 7 supervivientes del bombardeo que le relataron sus experiencias y los efectos nocivos que han padecido desde entonces.

Del otro lado, Truman destacó la importancia para él y su familia, de entender lo que sucedió y cuales fueron las verdaderas consecuencias de la decisión que tomó su abuelo, con la esperanza de poder, así, contribuir a un avance del planeta hacia una realidad mejor.

Desde la Carta de la Paz, consideramos, y así lo dejamos escrito en el punto I del texto, que los seres humanos no somos culpables de lo que nuestros antepasados han realizado. Sin embargo, el hecho de ser descendientes del victimario nos plantea la posibilidad, sino la responsabilidad, de poder contribuir en el cierre de las heridas cometidas años atrás pero que siguen abiertas hoy día.

La conmemoración del aniversario se cumple en pleno debate sobre la energía nuclear, después del accidente de Fukushima provocado por un tsunami, del que todavía hoy, 50.000  personas siguen desplazadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>