El trabajo en favor de una cultura de paz

DAVID ADAMS Ingresó en la UNESCO en 1992 para el desarrollo del Programa Cultura de Paz, donde ejerció sus funciones como Director de la Unidad para el Año Internacional para la Cultura de Paz hasta el 2001. Es Profesor de Psicología y ha ejercido cargos docentes y de investigación en desarrollo de cultura de paz y resolución pacífica de conflictos. Es autor de diversos libros y numerosas publicaciones relacionadas con la temática y su disciplina de formación: la psicología. Un número de estos estudios y publicaciones han ayudado a poner la base científica para la lucha por una cultura de paz.

Esta entrevista fue realizada en la ciudad de Santiago de Compostela, en ocasión de la realización del Foro Mundial de Educación, Investigación y Cultura de Paz en diciembre de 2010. ¿Cómo evalúa el proceso de este Decenio Internacional de Cultura de Paz? Cuando nosotros hicimos el programa acción de cultura de paz sabíamos que algunos de los estados miembros de las Naciones Unidas no estaban muy de acuerdo con la idea. Entre los objetivos propuestos figuraba: “deberían fomentarse y afianzarse las asociaciones entre los diversos agentes para el movimiento mundial a favor de cultura de paz entre los agentes; la sociedad civil debería participar en los planos locales, regional y nacional”. Sabemos que es muy importante el papel que la sociedad civil tiene en sus manos y no perdemos las esperanzas de que pueda lograrlo. ¿Qué pasó con el Informe Mundial de Cultura de Paz que elaboraron durante 10 años? El reporte fue entregado por el embajador de Bangladesh ante las Naciones Unidas al Secretario General Ban Ki Moon a mediados de 2010. Con la ayuda de la Fundación Cultura de Paz se imprimieron copias, se llevaron a Nueva York y se colocaron en los escritorios de los delegados durante el debate. El Embajdador de España dijo durante el debate y consta en la transcripción original “gracias a la sociedad civil por este reporte”. Es lo máximo que pudimos lograr. ¿Podemos hablar de paz en el mundo actual? No, tenemos que cambiar el mundo. Hay que hacer cambios radicales en el mundo. Mucha gente cree que hay que cambiar los estados para lograr una cultura de paz. Personalmente creo que debemos tomar otro camino. Para hacer la cultura de paz, para lograr redes de paz, o ciudades de paz, debemos hacer que la ONU se haga responsable y actúe. ¿Qué conclusiones puede obtener luego de este proceso? Primero hay que tomar conciencia en el mundo de la necesidad de lograr una cultura de paz. Mucha gente dice actualmente que debemos reemplazar la cultura del mundo por una cultura de paz. Y además creo que los estados deben reparar los errores cometidos. Pero la gente quiere la paz, y los gobiernos debieran hacer lo que la gente quiere… No creo eso, pienso que la cultura del mundo es siempre fundamentada en el poder del estado. ¿Cómo será el futuro para nuestros hijos? El futuro será muy difícil pues la economía global se estrellará. En la década de los 80 ví lo que ocurría en la entonces Unión Soviética, cómo se producían esos inconvenientes. Muchos de esos problemas los veo ahora aquí. Cuando la economía global se estrelle tendremos un momento en el que podremos ver un nuevo sistema, los viejos sistemas desaparecerán, los estados, las corporaciones, habrá un momento en el que habrá cambios. La gente me pregunta cuándo comenzará el cambio, cuando se estrellará todo; mi respuesta es muy simple: muy pronto. Tenemos muy poco tiempo para prepararnos. Debemos trabajar muy rápido para cuando ello ocurra. ¿Qué ha cambiado durante esta última década en la que han trabajado en el Reporte Década de Cultura de Paz? Primero de todo la conciencia de la gente. Creo que ahora hay más conciencia contra la guerra y a favor de la paz. Y eso es muy importante. ¿Qué regiones del mundo deben trabajar más para promover la paz? Mi país favorito es Brasil. Es muy fuerte en el trabajo por una cultura de paz, he trabajado en San Pablo, Santos, y veo muchas ciudades en las que hay mucha gente trabajando muy fuerte por una cultura de paz. En general Latinoamérica es muy fuerte en cultura de paz. Más fuerte que en el norte, porque allí prevalece la cultura de la guerra. Si usted escucha a Evo Morales en Bolivia él también habla de cultura de paz. ¿Y qué ocurre en otras regiones, por ejemplo en el sudeste asiático? No es mucho, creo que Latinoamérica sí está en crecimiento. Hay también mucho potencial en África, pero no por ahora. El problema en Europa o en Norteamérica es que hay muchos individuos que entienden que el sistema es el adecuado. La gente me dice: David, ¿estás feliz con Obama? Y mi respuesta es no. Obama es un buen hombre, pero él hace su trabajo. ¿Y cuál es el trabajo del presidente de EEUU? Ser comandante del imperio. Ese es su trabajo. Finalmente, ¿qué opina de las redes sociales, y de los jóvenes como contribución a la paz? Usted me vio aquí en este Foro 2010 con mucha gente a mi mesa. Gente de diversos países como Brasil, Colombia, India, Sri Lanka, Egipto, Pakistán, Filipinas, varios países de Europa y de Estados Unidos. La nueva generación es la generación global. Es muy importante trabajar con ellos cara a cara, no a través de facebook. Y en eso una actividad como este Foro Mundial es muy importante, porque podemos estar todos juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>