Fraternidad

Si asumimos que la existencia nos une de manera radical, entonces ¿en qué lugar quedan las diferencias de lengua, cultura, religión, ideas políticas, que podemos tener con los demás? Todos los seres humanos tenemos el mismo hábitat y desarrollamos nuestra vida en un marco común: el planeta tierra. Vivimos en un frágil planeta durante un tiempo determinado y de manera conjunta con el resto de seres humanos compartimos la vida. De esta relación que une a todos los hombres, habla el punto V de la Carta de la Paz, que considera que todos los seres humanos son hermanos en la existencia. Esta realidad fraternal entre la humanidad, nos tendría que hacer como mínimo solidarios. Solidarios quiere decir contribuir al bienestar de los demás, sobre todo de los más necesitados. Las personas que compartimos la existencia, tendríamos que aceptar un conjunto de obligaciones que nacen de la propia condición humana. Todos los hombres por el mero hecho de vivir, somos mortales y vivimos un tiempo limitado. También somos vulnerables físicamente y psicológicamente, y tenemos, entre otros, el deber de luchar para conservar los recursos del planeta, pensando en las generaciones futuras. No hay duda de que todos los humanos tenemos un nexo objetivo, con lo cual nos tendría que llevar a trabajar juntos, compartir los avances tecnológicos, médicos…, para mejorar nuestra vida. La realidad nos acerca a un mundo muy diverso donde se hablan muchas lenguas, se practican diversas religiones, y los rasgos culturales, las tradiciones y las formas de vida también son muy diferentes. Toda esta diversidad es una gran riqueza para la historia de los seres humanos; conocer como cada cultura ha ido sobreviviendo a lo largo del tiempo, creando su propia manera de entender la vida y de explicar su existencia, es apasionante. Las diferencias culturales son enriquecedoras; las sociedades multiculturales son abiertas y el intercambio de conocimientos y tradiciones acerca a los hombres al mundo global en que vivimos. Muchas veces, detrás de las diferencias, se esconden enfrentamientos o son su causa. Pueblos con diferentes religiones, lenguas y culturas se enfrentan entre ellos para un recurso estratégico, por unos Km. de territorio o porque existen diferentes ideologías políticas que no permiten la convivencia pacífica. Es difícil vivir en paz en un mundo tan diverso. Las diferencias marcan la realidad y son la causa de guerras, enfrentamientos étnicos, xenofobia…Se olvida lo que realmente somos: compañeros de viaje y hermanos en la existencia. Después de la II Guerra Mundial, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) intentó ordenar las relaciones internacionales y salvaguardar la paz con el afán de conseguir compromisos que mejoraran la convivencia en el mundo. Desafortunadamente, se constata que los objetivos marcados no se cumplen. Quizás es utópico, pero seria necesario impulsar una conciencia ética universal, un compromiso que frente a la lógica tecnológica, financiera y económica, represente un contrapunto urgente de una acción afirmativa a favor del ser humano. El pacto también tendría que marcar nuevas vías para instaurar una paz duradera y global, por medio de acciones de prevención de conflictos, evitando las causas que los provocan. La elaboración, adopción e implantación de un nuevo contrato global tiene que ser visto como una cuestión de súper vivencia esencial para la especie humana. En el compendio de lo que podría ser una ética global, tendría que figurar el respetos a los derechos humanos, la democracia participativa, la paz sobre la base de la justicia, al solución pacífica de conflictos, el respeto y la protección a las minorías, el respeto a la diversidad cultural, el pluralismo político, la defensa del medio ambiente y el desarrollo sostenible. Estas medidas nos pueden ayudar a recordar que las diferencias entre personas, culturas y pueblos son mínimas: son rasgos culturales, ideológicos…: lo que cuenta en realidad es que compartamos la existencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>