¡Gracias, voluntarios!

Federació Catalana del Voluntariat Social

En el Día Internacional de los Voluntarios para el Desarrollo Económico y Social, la Fundación Carta de la Paz dirigida a las Naciones Unidas quiere agradecer, de forma pública, a todos los voluntarios que han contribuido, y contribuyen, desde nuestros inicios, a que el trabajo a favor de la Paz que realizamos tenga más apoyo y, por lo tanto, más fuerza.

Las dificultades que azotan nuestras sociedades están forzándonos a abandonar el culto a lo material abriéndonos, así, una puerta a ciertos valores que hasta el momento teníamos olvidados. En España, uno de los países que más está acusando dichas dificultades, ha visto incrementado el número de personas necesitadas. Pero todavía más ha incrementado el número de voluntarios que, sensibles a una problemática creciente, han querido contribuir con su tiempo y recursos a paliar el daño que estos tiempos nos acusan.

En el texto fundacional de la Carta de la Paz nos preguntamos ¿por qué no ser amigos y así poder trabajar juntos para construir globalmente un mundo más solidario y gratificante para nuestros hijos y nosotros mismos? Nada más lejos es lo que nos están proponiendo los tiempos que corren.

En determinados sectores se asevera que la crisis está poniendo muchas cosas en su sitio. Cierto o no, y a pesar de ser conscientes de la dureza de dicho proceso, debemos congratularnos de que la solidaridad esté arraigando cada vez más y más profundo en la sociedad civil.

Dejemos que los economistas, politólogos y sociólogos hagan su trabajo y analicen qué ha pasado y qué está por venir. Y pongámonos, nosotros, manos a la obra en la tarea doméstica y diaria de la solidaridad. Pues al fin y al cabo depende exclusivamente de nosotros. Y de forjar dicha actitud, podremos afirmar, rotundamente, que de esta aparentemente negativa fase que cruzamos, sí aprendimos y sí fue, finalmente, una oportunidad.

Para estrechar nuestras relaciones interpersonales. Para darnos a los demás y para, en definitiva, ser mejores como sociedad. Puede que lo que llamamos crisis no sea más que el principio de ese mundo mejor que tan ansiamos.

Gracias a los voluntarios por ser el ejemplo de aquello en que debemos convertirnos en conjunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>