La amistad y la paz

Cuando llegué a Barcelona, hace seis años, oí que la gente de mi alrededor hablaba de la Carta de la Paz, en ese momento empezó mi curiosidad por saber qué era. Poco a poca me fui interesando en su mensaje hasta que un día, tuve la oportunidad de visitar la Secretaría General de la Carta de la Paz en Barcelona. Fue en ese momento cuando realmente empecé a conocer sus objetivos. Mediante las explicaciones de gente que iba conociendo y los libros de comentarios de la Carta de la paz, aprendí su contenido. Más tarde, me hice voluntaria del proyecto y hasta el momento he participado en distintas actividades organizadas por su fundación profundizando así en sus conocimientos. Además, su entorno me ha permitido conocer a gente de distintas culturas y también aprender de ellos. Recuerdo que en el año 2004 la Carta de la Paz celebró la fiesta de las comarcas en Sant Sadurní. Había muchos voluntarios como yo trabajando por la Carta y fue una buena ocasión para conocerlos y escuchar sus ideas y opiniones. Juntos, celebramos una fiesta muy entrañable que nos permitió afirmar que la paz también tiene una connotación de celebración y alegría. Si reflexionamos sobre cada punto de la Carta, veremos que son muy importantes para construir la paz personal, social y mundial. El tercer punto, por ejemplo, “Eliminados estos absurdos resentimientos, ¿por qué no ser amigos y así poder trabajar juntos para construir globalmente un mundo más solidario y gratificante para nuestros hijos y nosotros mismos?”, nos dice que  la amistad nos hace enriquecer y nos ayuda a descubrir nuestras cualidades y las de los demás. Tener amigos es tener un tesoro. En China, decimos que tener un amigo es tener una compañía más para el camino de la vida. Supongo que si uno trabaja en un lugar donde hay un ambiente agradable, disfruta de su trabajo y de la amistad de sus compañeros, creando un clima idóneo para un buen funcionamiento. Pero para crear este clima de ideal convivencia, primero es necesario e imprescindible aceptarse a uno mismo y a su historia, ya que si uno no está contento de si mismo no puede estarlo con los de su alrededor. Espero que haya más gente que conozca la Carta de la Paz para construir un mundo en el que se pueda convivir sin conflictos y con amistad. Cecilia Yu (Estudiante de español) España – Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>