La carta de la paz: un tesoro

Conocí la Carta de la Paz a partir de unos cursos recibidos sobre Filosofía del Realismo Existencial. Para mí, como para muchos, el Realismo Existencial ha sido y es una ventana abierta a la alegría de existir; me abrió un abanico inmenso, lleno de colorido, ofertando una vida más profunda, más alegre, aceptada, coherente y dispuesta. Tras estas reuniones, nos planteamos profundizar en el texto de la Carta de la Paz y nos dimos cuenta del tesoro que teníamos entre manos. Empezar por una paz personal para, a partir de ahí, abrirnos a la sociedad. Enseguida la vi tangible, palpable, muy sensata y ¡ojalá todos la tuviésemos en cuenta para consolidar la paz! Esa paz que nos lleve a la fiesta. Así que entusiasmados con tal novedad, deseamos ofrecer la Carta de la Paz a todos aquellos andaluces que quisieran sintonizar con ella. Y de estas ganas surgieron teatros, Presentaciones Solemnes, cuentacuentos, cursos de formación, revistas, recogida de firmas, tertulias… que la asociación “Carta de la Paz Andalucía” lleva realizando desde hace algo más de cinco años. ¡Cuánto trabajo! ¿Quién dijo que la consecución de la paz fuese fácil? Cada día encuentro en mi vida distintas aplicaciones de este documento y me siento dichosa de haber podido saborear su contenido, porque me da luz y ganas de seguir. Todas las actividades que vienen realizándose a partir de la Carta de la Paz me hacen palpar que este es un documento vivo, que renueva  las personas, las estremece, las conmueve. Como a mí me sigue haciendo cada día. Sara Canca Repiso (Informática) España – Cádiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>