La mediación como herramienta (1ª parte)

La Lic. Irma Rognoni es Máster en Mediación y Resolución de Conflictos, y Cofundadora de Aequitas (Centro de Mediación) de Barcelona.

Con la participación de la Lic. Irma Rognoni tuvo lugar el pasado 15 de marzo un nuevo almuerzo coloquio en las instalaciones de la Fundación de la Carta de la Paz dirigida a la ONU en Barcelona. En esta oportunidad el tema que se planteó fue la mediación como herramienta para la solución de conflictos.

Irma Rognoni es licenciada en Derecho, Máster en Mediación y Resolución de Conflictos, y Cofundadora de Aequitas (Centro de Mediación). Además es pionera en Cataluña, e incluso en el estado español, en la implementación e introducción práctica de la  mediación y resolución de conflictos como forma de resolver disputas.

Durante la charla señaló que, como punto de partida, deviene fundamental en todo proceso de mediación  buscar los puntos en común entre las partes. Destacó asimismo la necesidad del uso constante, a lo largo de todo el proceso de mediación, de los principios de imparcialidad y neutralidad por parte de los mediadores, a fin de mantener en todo momento una posición de equilibrio del mediador para con cada una de las partes, pues el mediador debe mantenerse libre, a lo largo de todo el proceso de mediación, de cualquier prejuicio sobre el hecho y partes con las que está mediando y, por supuesto, libre de cualquier cuestión personal que le afecte o haya afectado en algún momento de su vida.

En cuanto a ese aspecto realizó una distinción entre los principios de imparcialidad y neutralidad, que a menudo se confunden o solapan, siendo que el primero afecta más a aspectos de forma del proceso de mediación, mientras que el segundo afecta a cuestiones de fondo del proceso. Para el primero existen multitud de instrumentos de los que se puede hacer uso para garantizar su cumplimiento y su percepción por parte de las partes, mientras que el segundo se refiere a un posicionamiento interior del propio mediador para el cual éste debe prepararse, ya que afecta directamente a la premisa de actuación del mediador de “no juzgar”, en ningún momento ni bajo ninguna presión, a las partes.

¿Qué permite la mediación y en qué ámbitos?

“La mediación permite el diálogo sin violencia, respetando al otro, a través del uso de diversas técnicas y estrategias”, -acotó. Destacó también que en el ámbito de familia la mediación es un instrumento en auge que evoluciona  al mismo tiempo que la sociedad; de ahí su práctica aplicación.

En cuanto a la resolución de conflictos y mediación en el ámbito internacional “el diálogo genera un efecto multiplicador inmenso, sin embargo su límite se encuentra en las grandes instituciones públicas, o incluso en el propio Estado”, argumenta Irma Rognoni. “Resulta muy duro constatar que el ser humano está en disposición de evolucionar pero las estructuras y la sociedad a veces no lo permiten por intereses que van más allá y están por  encima de los deseos y necesidades del ser” , -señaló.

Al ser preguntada por la mediación en el ámbito empresarial, señaló que es un instrumento ampliamente utilizado en este campo ya que su coste en términos económicos es mucho más bajo para la empresa y su beneficio en cuanto a rendimiento de los trabajadores es mucho más alto para la misma. Así recordó la Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo de 2008, sobre aspectos de la mediación en asuntos civiles y mercantiles, en la que se insta a promover su utilización en los estados de la Unión Europea.

Consultada sobre qué tipo de procesos se realizan cuando se media entre dos partes que sufren conflictos históricos la Dra. Rognoni dijo que básicamente se trata de trabajar en aras a la reconciliación y el diálogo para lograr una paz durable, recordando siempre el binomio reconciliación-justicia.

Irma Rognoni afirma tener una visión transformativa de la mediación y resolución de conflictos, esto es,  “si creemos y estamos convencidos de lograr alguna transformación en las relaciones humanas, por pequeña que ésta sea, este cambio en sí mismo ya justifica un proceso de mediación”, de ahí la dificultad de afirmar si un proceso de mediación finaliza con éxito o no, pues depende de la visión que se tenga sobre la mediación y resolución de conflictos. Ello es aplicable en todos los campos de la mediación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>