La mediación como herramienta (2ª parte)

La Lic. Irma Rognoni es Máster en Mediación y Resolución de Conflictos, y Cofundadora de Aequitas (Centro de Mediación) de Barcelona.

Con la participación de la Lic. Irma Rognoni tuvo lugar el pasado 15 de marzo un nuevo almuerzo coloquio en las instalaciones de la Fundación de la Carta de la Paz dirigida a la ONU en Barcelona. En esta oportunidad el tema que se planteó fue la mediación como herramienta para la solución de conflictos.

Irma Rognoni es licenciada en Derecho, Máster en Mediación y Resolución de Conflictos, y Cofundadora de Aequitas (Centro de Mediación). Además es pionera en Cataluña, e incluso en el estado español, en la implementación e introducción práctica de la  mediación y resolución de conflictos como forma de resolver disputas.

Publicamos a continuación la segunda parte del ágora.
A veces no.

En otro tramo del almuerzo, expresó que hay límites y situaciones en las que no es posible trabajar a través de la mediación. “Sin embargo, si las circunstancias han permitido que el proceso se llevara a cabo, y éste ha sido realizado de forma correcta, los resultados que se obtienen son muy potentes”. Esto es constatable de forma muy clara y rápida, en conflictos de familia. “Esto tranquiliza mucho. No estamos obligados a entendernos todos, pero sí  a respetarnos”.

Agregó también que el proceso de mediación puede ser solicitado por una de las partes en conflicto, o en determinados casos (hoy en Cataluña muchos más debido a la nueva Ley de Mediación) por derivación judicial. En este último caso la cuestión a tratar está más definida pues es el juez quien solicita mediar sobre un punto específico sobre el que no hay acuerdo. Destacó que hay situaciones en las cuales no se aplica la mediación como son los casos de violencia de género o de abusos.

En otro momento del almuerzo indicó que “a medida que transcurre el tiempo el mediador se da cuenta de que los seres humanos somos mucho más iguales de lo que pensamos o creemos en un primer momento”.  Tal ocurre desde  las vivencias cotidianas hasta la Historia de la humanidad. “Lo que mueve y conmueve al ser humano y la actuación subsiguiente o el comportamiento posterior o reactivo a esa vivencia se desliza asimismo por la igualdad”.

Reconciliación.

“Siempre es importante ver y rescatar qué aspectos o elementos tienen en común las partes cuando se someten a un proceso de mediación. No se puede lograr sin antes acercar a las partes. Para poder lograr la reconciliación es necesario un fuerte trabajo previo”. La reconciliación es muy importante en el proceso de mediación, y hay que buscarla a toda costa, aunque no siempre se logra. “Lo importante es que el proceso de mediación pueda ser realizado en un plano de igualdad entre las partes”, -expresó.

Solicitándole ejemplificar una situación de intervención en facilitación de resolución de conflictos a nivel internacional, la Dra. Rognoni señaló la experiencia del diálogo intra-ruandés en el marco del conflicto de los Grandes Lagos en Africa. “Realizamos varias plataformas de diálogo de paz al efecto de incorporar al diálogo el máximo número de participantes posible. Sin embargo, observamos que en ellas participaban muy pocas mujeres, las que había prácticamente no intervenían y por último los puntos que demandaban algunas de ellas para ser tratados en el diálogo, no tenían cabida en las sesiones por diversos motivos. En conclusión, faltaba su expresión, su espacio; fue por ello que decidimos proponer la creación de una plataforma de diálogo con la participación exclusiva de mujeres, cuyo documento final sería incorporado exactamente igual que el resto de las plataformas”. Obviamente la metodología utilizada fue exactamente la misma que el resto de las plataformas, sin embargo, surgió una especificidad, las participantes manifestaron que carecía de sentido el trabajo sobre los pilares del estado de derecho y su desarrollo e implementación, si con anterioridad no trataban las situaciones de profundo dolor que habían sufrido y por las que estaban profundamente heridas, siendo que cada una de ellas y por causas diferentes sentía haber sido la que más había sufrido.

Fue por ello que se tuvo que reorganizar la sesión y dar cabida a una especie de comisión para la verdad y reconciliación en la que cada una de las participantes pudiera expresar su padecimiento particular, si así lo deseaba o le era posible. De esta forma compartieron  el dolor sufrido, reconociendo que todas y cada una de ellas había sufrido de alguna forma, eliminando así cualquier competencia del dolor preexistente y que impedía a algunas de ellas relacionarse entre sí (incluso a algunas de ellas viviendo como exiliadas en el mismo barrio de la ciudad). A partir de esta experiencia de igualdad, que las situó a todas en el mismo plano, surgió un muy fructífero trabajo sobre aspectos globales, educación, rol de las madres en las familias para educar hacia la reconciliación, etc.

Siguiendo con el ejemplo del diálogo intra-rwandés Irma Rognoni señaló que no se puede aplicar un modelo de resolución de conflictos para todas las sociedades,” hay que ajustar el trabajo y el método según la comunidad en la que se  utilice”. Sin embargo el convencimiento más destacable es que se pueda incorporar el proceso de resolución de conflictos, de mediación, de diálogos para la paz a cuantas situaciones sean susceptibles de ello, que se aprenda la utilización de estos instrumentos y que se fijen protocolos para el futuro.

Finalmente indicó que la mediación es una herramienta importante para tener accesible frente a futuras controversias, pues sus efectos son muy potentes, contribuyen a la pacificación de las relaciones humanas y a la armonía y a la fraternidad que se menciona en los textos constitucionales y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>