La mediación como herramienta para conseguir la paz

MARINÉS SUARES Nació en Argentina. Mediadora, psicóloga, terapeuta familiar y egresada de la primera escuela de psicología social. Ha sido directora académica de Mediando –institución dedicada a la formación de mediadores y al servicio de mediación-, vicepresidente de la Fundación Mediadores en red y miembro del forum mundial de mediación. Se desempeña como docente universitaria y formadora de mediadores en varios países iberooamericanos. Se ha especializado en el área de mediación familiar. Es autora de mediación. Conducción de disputas, comunicación y técnicas (paidós, 1996) y Mediando en sistemas familiares (2002), y de numerosos artículos para publicaciones nacionales y extranjeras.

¿Qué contribución a la paz brinda una herramienta como la mediación? Una de las definiciones que solemos realizar de la mediación, es que es un “Método de Resolución PACÍFICA de conflictos” o sea que la construcción de acuerdos en forma pacífica es esencial en el concepto de la mediación. Si bien desde mi punto de vista, lo central en los procesos de mediación es alcanzar en forma pacífica una resolución del conflicto, no menos cierto es que en estos procesos, en la gran mayoría de los casos, se genera un aprendizaje, por lo tanto muchas personas adquieren los conocimientos y herramientas necesarias para resolver otros conflictos en la misma forma. Creo que este aprendizaje es la mayor contribución de la mediación a la cultura de la paz, ¿Cuáles son los obstáculos que usted encuentra para que una sociedad como la argentina pueda vivir en paz? Considero que la Argentina, como tantos otros países occidentales, ha estado y continúa estando inserta en una cultura centrada en la confrontación y no en el consenso. Las diferencias sociales y económicas que se dan en un país tan extenso y multicultural, debido a las grandes inmigraciones que nos han constituido (crisol de razas se ha llamado a nuestro país), son también parte de las causas que hacen necesario encontrar formas de consenso para resolver las diferencias. Un cambio cultural, no se da sólo con leyes o buenas intenciones, es un largo proceso que debe ser desarrollado desde todos los ángulos posibles. ¿Qué procesos debiera atravesar la sociedad argentina para lograr esa cultura de paz? Son muchos los aportes que desde las diferentes disciplinas y contextos se puede aportar a la construcción de una cultura de paz, desde el campo en el cual trabajo, que es desde donde puedo aportar ideas, creo que es importante favorecer los procesos de mediación, como forma adecuada, no como alternativa sino como la primordial,  de resolución de conflictos y diferencias. Otro aporte es la capacitación de todos los operadores sociales en estos métodos, no solo de mediación, sino de negociación y conciliación, para utilizar el más operativo de acuerdo a las circunstancias. Y por último, pero quizá el más importante, pensando a largo plazo es el establecimiento de programas de “mediación escolar” en todos los niveles de la enseñanza, desde la escuela inicial hasta la universidad, así las futuras generaciones tienen incorporada estas metodologías desde la infancia. La escuela ha sido fundamental en la conciencia ecológica, también tiene un papel primordial en la construcción de la paz. ¿Cómo interfieren los resentimientos históricos en un proceso de paz? Los resentimientos históricos son parte de nuestra vida, como en otros lugares de la tierra, pero yo me centraría mucho más en la otra parte de la historia, que también está, me refiero a las historias de colaboración entre diferentes “bandos” tanto dentro de la Argentina como alianzas con otros países. Digo alianzas y no coaliciones, porque las alianzas son realizadas entre partes para lograr algo en tanto que las coaliciones son uniones entre partes para atacar a otra parte. ¿Qué características debe tener la comunicación para favorecer una cultura de paz? La comunicación es el vehículo para llevar adelante la transformación. Nos capacitan en muchas cosas, pero la comunicación clara, coherente y congruente no se enseña, sino que se supone que uno la adquiere por el solo hecho de vivir. Es necesario que nos enseñen a comunicarnos en forma eficaz y efectiva, teniendo siempre en cuenta que no sólo es necesario expresarse claramente sino que es fundamental saber escuchar al otro y confirmar que hemos comprendido lo que el otro nos ha querido decir, y que el otro nos ha comprendido lo que hemos deseado trasmitirle. Los malentendidos son una fuente de conflictos. Cuando me refiero a comunicación no solo tengo presente las palabras que se utilizan, sino al “cómo” se usan. Es decir: componentes verbales, también llamados digitales, y los componentes no-verbales o analógicos. Estos últimos son los que nos indican, al mismo tiempo que construyen, la relación. La Carta de la Paz dirigida a la ONU señala en el punto V que “Los seres humanos, por el mero hecho de existir -pudiendo no haber existido-, tenemos una relación fundamental: ser hermanos en la existencia”. ¿Por qué cree usted que cuesta tanto percibir esa “hermandad existencial”? Creo que uno de los motivos es que se ha, o mejor dicho, hemos generado una cultura individualista, del sálvese quien pueda, sin darnos cuenta que dependemos del otro y somos al mismo tiempo responsables por su existencia. ¿Qué sensaciones u opiniones le ha dejado la lectura de la Carta de la Paz dirigida a la ONU? Coincido con todo lo dicho, pero como he mencionado antes podemos tomar la parte “positiva de nuestras historias” que seguramente nos enriquecerán y no quedarnos únicamente con los resentimientos, que nos empobrecen. La paz global la construiremos entre todos, en nuestros pequeños “nichos” no es solo una cuestión de política, sino un compromiso individual. Por ello quisiera destacar que la paz global no será posible, como dice la “Carta” mientras en el seno de la sociedad e incluso dentro de las familias, exista menosprecio hacia más de la mitad de sus integrantes: mujeres, niños, ancianos y grupos marginados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>