La paz es posible

Hace unos días hemos visto unas imágenes que nos han alegrado y nos han dado esperanzas en medio de un mundo lleno de conflictos y enfrentamientos continuos. Ver al reverendo Ian Paisley junto a Martin Mcquinnes, dos enemigos acérrimos que después de muchos años de violencia han decidido ponerse de acuerdo y gobernar juntos, es una buena noticia para el resto de la humanidad. Este pacto rubrica el final del enfrentamiento entre la comunidad católica pro irlandesa y la protestante unionista británica y al mismo tiempo es un intento serio de construir un país desde el diálogo y la convivencia. No sabemos que nos traerá este gobierno que se ha iniciado hace pocos días, pero todos deseamos que las palabras que han proclamado unos y otros lleguen a ser una realidad en el norte de esta hermosa tierra irlandesa…

El reverendo Paisley, días antes de firmar el acuerdo, expresaba: “que las desgracias del pasado no sean una barrera para el futuro”. Seguramente comienza ahora lo más difícil para todos los que han sufrido en el conflicto; cuando todavía hay muchas heridas que permanecen abiertas en el corazón y la memoria de los habitantes de Irlanda del Norte, será necesaria la capacidad de mirar el pasado más reciente y no buscar venganza y, sobre todo, que las autoridades, las diferentes instituciones y la sociedad civil, actúen con prudencia para no favorecer los resentimientos. Es tiempo de saber convivir con los que hasta hace poco eran enemigos y trabajar juntos para alcanzar retos que nunca hubieran pensado que serían comunes.

Sin duda será una etapa de heroicidad para muchas personas, que tendrán que renunciar a buscar culpables para hacer posible una buena convivencia. Muchos estamentos tendrán que entender que el perdón es el mejor antídoto para acabar de raíz con los conflictos. Pero el perdón no se puede imponer; como mucho se puede pedir y con mucho cuidado y delicadeza. Podrá estar motivado por razones religiosas, humanas o simplemente por el deseo de paz, pero siempre responderá a una opción personal y libre. El perdón -dejar de lado el daño que nos han hecho, mirar el pasado sin rencor, dar la mano al enemigo y juntos construir una nueva convivencia- es una respuesta que exige un elevado grado de heroicidad por parte de los individuos y de los pueblos. Nuestra sociedad nos muestra, a través de novelas y proyecciones cinematográficas, que los héroes de un país son hombres y mujeres que viven en situaciones bélicas jugándose la vida para conquistar o defender un territorio; pero la vida enseña que los verdaderos héroes son aquellos que en el día a día, con sus renuncias, con su capacidad de perdón y de generosidad, hacen posible la consolidación de la paz.

Irlanda del Norte puede llegar a un buen referente para afrontar situaciones en cualquier parte del mundo que hoy día parecen no tener solución. ¿Cuántos conflictos hoy día se encuentran en un estado parecido al de Irlanda del Norte hace unos años? El proceso que han seguido los irlandeses puede ser un buen aprendizaje para todos aquellos que quieran emprender la aventura de construir la paz. Aunque hay culturas muy diferentes, la mayoría de las personas desean la paz, como afirma la Carta de la Paz dirigida a la ONU. Y este es el deseo que ha de empujarnos a superar obstáculos en un camino que acostumbra a ser largo. Es necesario dedicar esfuerzo, reconocer los errores en que vivimos y poner voluntad para corregirlos. Y, sobre todo, es importante realizar el difícil ejercicio de escuchar los argumentos de los demás, incluso de mis enemigos. Todo el mundo actúa por unas razones aunque sea violentamente. No hagamos de estas razones una especie de ídolos a los que someter el resto de la población. Hagamos de ellas un motivo de diálogo. Los ídolos nos llevan al altar de la guerra, las razones dialogadas nos llevan a la mesa de acuerdos. Esperemos que Irlanda del Norte sea en un referente para todos los que realmente desean la paz.

 

Jordi Cussó Porredón (Economista)
España – Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>