No podemos cambiar la historia pero…

Kim Puch, la niña vietnamita que fue abrasada por el NAPALM cuando tenía 9 años (1972), la fotografía de la cual ha recorrido el mundo, ha sido nombrada por la UNESCO Embajadora de la Buena Voluntad para una Cultura de la Paz. Como tal, difundirá un mensaje basado en la reconciliación, la comprensión mutua, el diálogo y la negociación con el objetivo de acabar con la confrontación y conseguir acuerdos para los conflictos existentes.

Con motivo del nombramiento, Kim manifestó: “La paz también promociona el progreso social y el desarrollo”, y añadió como estaba agradecida a Dios por haberle dado la virtud de no tener rencor. El año pasado, durante la grabación de un documental sobre su vida, Kim se reunió con Nik Ut, el fotógrafo que salvó su vida, los doctores que la atendieron, y el capitán John Plumier, el norteamericano que ordenó el ataque contra su población. Kim perdonó públicamente al capitán Plumier. “Si yo encontrara al piloto que bombardeó mi pueblo, le diría: “No podemos cambiar la historia. Pero podemos hacer el bien en el presente y promover la paz en el futuro”.
Acto de nombramiento de Kim Phuc como Embajadora de la Buena Voluntad para una Cultura de la Paz por la UNESCO en noviembre de 1997 en la sede de la organización en Nueva York.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>