Nuevo pedido de perdón en El Salvador

“Vengo a asumir ante el pueblo salvadoreño y ante el mundo la responsabilidad que mis antecesores no quisieron o no se animaron a asumir y con esa actitud negaron la justicia a quienes aún lloran a sus muertos”, expresó. (www.eluniversal.com.co)

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes efectuó un nuevo pedido de perdón en nombre del Estado por la masacre de 1.000 campesinos, 450 de ellos niños, cometida por el Ejército en 1981 en El Mozote y aldeas aledañas, 200 km al noreste de la capital del país.

No es la primera vez que Mauricio Funes realiza un gesto de esta magnitud. Ya en marzo de 2010 el propio Funes había pedido perdón en nombre del estado salvadoreño por el asesinato de Mons. Oscar Arnulfo Romero, ocurrido en 1980. (ver artículo publicado en este link)

Ahora Funes expresó –entre lágrimas- que “por esa masacre, por las aberrantes violaciones de los derechos humanos y por los abusos perpetrados, en nombre del Estado salvadoreño pido perdón a las familias de las víctimas”, en un acto en la plaza del humilde caserío de El Mozote. Así lo publicó el sitio web El Universal, en su edición del pasado 16 de enero de 2012.

“Pido perdón a las madres, padres, hijos, hijas, hermanos, hermanas que no saben hasta el día de hoy el paradero de sus seres queridos. Pido perdón al pueblo salvadoreño que fue víctima de este tipo de violencia atroz e inaceptable”, expresó el gobernante ante familiares de las víctimas.

Con el emotivo acto simbólico –continúa la publicación- el mandatario presidió la conmemoración del 20 aniversario de la firma de los acuerdos que el 16 de enero de 1992 pusieron fin a una cruenta guerra civil que desangró a El Salvador por doce años y dejó 75.000 muertos.

A un costado del monumento erigido en memoria de las víctimas, afirmó que el gesto “no pretende borrar el dolor”, pero es un “acto de reconocimiento y de dignificación de las víctimas”, y “expresión” del compromiso oficial de resarcir a los familiares “moral y materialmente”.

“Estoy aquí (…) para reconocer la verdad y profundizar el camino de la justicia y la paz. (…) Hace poco más de 30 años se consumó una desmesura criminal que se pretendió negar y ocultar sistemáticamente”, dijo Funes, quien en 2009 llegó al poder con el ex guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

“Vengo a asumir ante el pueblo salvadoreño y ante el mundo la responsabilidad que mis antecesores no quisieron o no se animaron a asumir y con esa actitud negaron la justicia a quienes aún lloran a sus muertos”, expresó.

La Carta de la Paz dirigida a la ONU expresa en su punto VIII que los  representantes actuales de las instituciones que han perdurado en la Historia, no son responsables de lo sucedido en el pasado, pues ellos no existían. Sin embargo, para favorecer la paz, esos representantes han de lamentar públicamente, cuando sea prudente, los males e injusticias que se cometieron por parte de esas instituciones a lo largo de la Historia. Así mismo, han de resarcir en lo posible, institucionalmente, los daños ocasionados.

Es de reconocer que actitudes de este tipo pueden ser el inicio de un período de reconciliación en un país que ha sufrido las consecuencias de una violencia tan fuerte, y que –ojalá- se encamine hacia un proceso de paz definitivo que anhelan todos sus habitantes.

Alfredo Fernández Capel
Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>