Poner en practica la carta de la paz

Esta Carta es un decálogo sencillo, claro e inteligible; pero profundo, sólido y consistente; es fruto de un estudio largo y concienzudo. (…) Acaba con un colofón contundente: “sin resentimientos, desde la libertad y la amistad, puede construirse la paz”. Es una conclusión optimista que nos anima a reflexionar sobre los esquemas expuestos, a hacerlos nuestros y a ponerlos en práctica. Si cada uno de los que firmamos la Carta de la Paz nos proponemos firmemente poner en práctica los principios que se formulan, ya habremos dado un paso en este camino que conduce a erradicar toda violencia y a conseguir la confraternización universal.   Enric Mirambell (Historiador)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>