Propuestas de paz en Colombia

Jorge Eliecer Martínez es doctor en Filosofía por la Universidad de Barcelona, y Doctor en Ciencias Sociales, Niñez y Juventud del CINDE (Fundación Centro Internacional de Educación y Desarrollo Humano) y la Universidad de Manizales. Se desempeña como docente en la Universidad de La Salle en Bogotá, y trabaja el tema de la subjetividad, la juventud y la ética.

El 6 de mayo tuvo lugar una nuevo Almuerzo-Coloquio en la Secretaría General de la Carta de la Paz dirigida a la ONU. El invitado fue Jorge Eliecer Martínez, quien realiza su actividad docente en la Universidad de La Salle en Bogotá.

En un primer momento el invitado explicó algunos detalles de su actividad en la Cátedra Lasallista, propuesta que se hizo, como una cátedra abierta a la universidad y a la sociedad colombiana, que busca pensar elementos múltiples entre el humanismo y la ciencia, entre la fe y la razón, entre ética y política, política y fe, academia y ética, en fin, una serie de ejes que posibiliten precisamente pensar nuestras realidades.

“La cátedra lasallista, que a veces la llamamos cátedra lasallista institucional, no pretende generar una reflexión desde el lasallismo exclusivamente, como espacio de catequesis o de doctrina, sino que pretende generar un espacio universitario en el cual se dialogue precisamente el proyecto educativo universitario lasallista. Este proyecto tiene varias miradas, una de ellas es la democratización del conocimiento, posibilitar la democratización del conocimiento en diversos espacios, y una apuesta que la universidad lleva haciendo para el desarrollo humano.

Durante la comida el Dr. Martínez dijo que el primer tema de la cátedra fue “miradas sobre la subjetividad”, que dio lugar a un ciclo de conferencias y luego la publicación de un libro. El segundo fue “miradas sobre la reconciliación, experiencias para la paz”. Y para este año se propuso “miradas sobre el bicentenario”, que luego se llamó “miradas prospectivas, desde el bicentenario preguntas sobre el desarrollo humano en el devenir de estos doscientos años”.

En otro momento del encuentro la Directora de la Fundación Carta de la Paz dirigida a la ONU María Viñas consultó al Dr. Martínez sobre si es posible en Colombia hablar de paz sin ingresar en los problemas actuales. Al respecto respondió que no, ya que “se ha vuelto problemático hablar de paz porque en una lógica más globalizada y más fascista, si hablas de paz, estás de alguna manera casi metido con las FARC o con los guerrilleros”. Y agregó que en este momento prima la lógica de la seguridad democrática, y la seguridad democrática es la guerra a las FARC.

Ese discurso de la seguridad se mantiene porque se le inculca a la sociedad una cierta lógica de miedo y de que es necesaria la guerra para mantener esa paz; una paz que no es paz y una guerra que en el fondo tampoco es guerra, sino que es un negocio muy bien montado a partir de ese imaginario y de una intervención de Estados Unidos de una manera muy clara alrededor de la seguridad democrática.

El Director de los Institutos de la Paz Francesc Torralba expresó que ese discurso empieza sobre todo el 11 de septiembre de 2001, un discurso sobre el cual la seguridad justifica limitaciones de la libertad, limitaciones de la libertad del pensamiento de expresión, de movimiento, de creencias. Al menos en Estados Unidos ya hubo muchas críticas, pero no cabe duda de que es un discurso que va muy adelante. Entonces hay una limitación de la libertad, una limitación de la privacidad incluso, con tal de salvaguardar otro principio que es el de seguridad. Y como además existe el miedo escénico de otro ataque terrorista y Al Qaeda vive y además puede en cualquier momento hacer añicos algo, pues este discurso se va recreando.

Por su parte el Director de la Universitas Albertiana Jordi Cussó expresó que cuando estuvo en Colombia observó “un cierto agotamiento, y que la gente ya estaba con anhelo de paz de verdad porque hay agotamiento de esa situación. Aunque esto tiene el riesgo de que la gente ante ese agotamiento, esté dispuesta a pactar lo que sea pero ya, que se haga cualquier cosa, pero que logren ya de una vez por todas una paz porque sino no se puede vivir.

Finalmente el Dr. Martínez brindó detalles de una propuesta que se está organizando en la universidad. Se trata de construir un pregrado en formación del Agro, donde los estudiantes no van a pagar ni un solo peso o pagan un mínimo, y se ha construido un campus especial para esta formación donde muchos de los jóvenes son de la zona de conflicto. Pueden participar jóvenes que sean guerrilleros o que hayan sido guerrilleros o paramilitares o del gobierno, entonces se encuentran en un solo espacio familias que han sufrido por uno o por otro lado. El objetivo es integrar a las personas en la ciudad, porque la ciudad se esta llenando de desplazados, pero no se están creando las condiciones para que la gente vuelva al campo. Y así la gente podrá volver de la ciudad al campo.

“Es un trabajo de paz muy interesante pero complicadísimo, y además que tendrá un coste financiero muy elevado; por ello se han buscado soportes económicos, pero realmente estaban muy entusiasmados los hermanos de La Salle en llevar adelante esta propuesta”, -concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>